El mago y otras formas de coger el volante que conllevan sanción

coger mal el volante

La DGT indica que la posición correcta de las manos al volante es las 10:10

En el código de circulación se indica que no coger el volante de forma adecuada puede llevar a sanción. Así lo expresa en el artículo 18, en el que señala la obligación del conductor de “cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de pasajeros”.

Por su parte, la DGT indica que la posición reglamentaria de las manos en el volante es las 10:10, también siendo permitida las 9:15; añadiendo a esto la flexión de los brazos para minimizar daños en caso de accidente. Esta forma de coger el volante, además, es la posición más cómoda para que nuestros brazos no se crucen ni se choquen al realizar un giro.

Todos aprendimos esto en la autoescuela, pero cuando se pasan muchas horas al volante se acaban adoptando unas manías y vicios posturales que, además de ser poco seguros, pueden acarrearnos una multa. Existen unas posiciones muy recurrentes que seguro que identificas.

Formas de coger el volante para asegurarte la multa

El galán: con una mano en el volante y la otra en la palanca de cambios, como si estuviésemos en una competición. Esta posición no sólo es sancionable y peligrosa, sino que puede dañar la caja de cambios.

El canario: agarrando el volante con ambas manos por la parte de abajo. Esta postura nos imposibilita realizar un giro repentino.

El piloto de rally: cogiendo en volante con mucha fuerza con ambas manos por la parte superior e inclinando el cuerpo en las curvas. No, de esta forma no haces contrapeso en el vehículo. Lo que sí que haces es restar visibilidad y maniobrabilidad.

El camionero: sujetando la parte inferior del volante con una mano para ejercer impulso a la hora de girar el volante.

El motorista: agarrar el volante por los radios, como si fuera un manillar, resta agilidad al provocar cruce de brazos en los giros y, en caso de accidente, puede conllevar lesiones muy graves.

El jilguero: poniendo las manos juntas en la parte alta del volante, al contrario que el canario. Esta posición inclina el cuerpo hacia delante, lo que puede tener consecuencias graves en caso de colisión trasera, y dificulta la visión.

El taxista: con una mano en el volante y la otra fuera del vehículo por la ventanilla. Resta maniobrabilidad y sobre la mano por fuera del vehículo… no hay palabras.

El indeciso: una mano en la parte de arriba del volante y la otra por debajo. Ante cualquier imprevisto resta agilidad.

El DJ: guiando el volante con la palma de la mano. Quedará muy cool, pero es muy arriesgado. El volante se puede escapar al tomar una curva y sería muy difícil recuperar la posición. Al aparcar, la dirección nos puede jugar una mala pasada y acabar dando un toque al vehículo de al lado.

El mago: directamente, soltar ambas manos del volante para realizar algún gesto como abrocharse el cinturón, programar el GPS o contestar al móvil, esperando que el coche siga recto por arte de magia. Esta maniobra es arriesgada hasta a bajas velocidades. Nunca se debe soltar el volante.

Recuerda que una sanción no es lo peor que te puede ocurrir por no coger correctamente el volante. La seguridad debe ser lo primero que tengas en cuenta.

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir el daño al mínimo

Seguridad pasiva

Cuando el accidente no se ha podido evitar, los elementos de seguridad pasiva intentan minimizar el daño de pasajeros y peatones.

Qué es la seguridad pasiva

Los vehículos actuales están equipados con elementos de seguridad que disminuyen el número de accidentes y el daño en los accidentados. Estos sistemas se dividen en dos categorías: sistemas de seguridad activa, que intentan evitar que se produzcan los accidentes; y sistemas de seguridad pasiva, que evitan que se produzcan lesiones graves o mortales una vez el accidente se ha producido.

¿Cuáles son los sistemas de seguridad pasiva?

Cinturones de seguridad y otros sistemas de retención: según la DGT, los cinturones de seguridad reducen en un 45% las muertes por accidente. Si todavía piensas que la obligatoriedad de su uso es injustificada, mira el siguiente vídeo:

También se consideran sistemas de seguridad pasiva las sillas para niños o los sistemas de retención para mascotas.

Airbags: evitan que los pasajeros se golpeen directamente con algún elemento del vehículo. Empezaron utilizándose sólo para el conductor y el copiloto, pero por suerte cada vez se utilizan en más zonas del vehículo y para todos los ocupantes.

Carrocería y chasis: la propia estructura del vehículo se diseña para absorber golpes e, incluso, impedir que el motor acceda a la cabina. Además de proteger al ocupante, se deforma para evitar daños graves en caso de atropello.

Reposacabezas: sí, éstos también cumplen su función. Siempre que estén correctamente ajustados en altura, será el elemento que más nos protegerá del latigazo cervical.

Cristales: el parabrisas está compuesto por vidrio laminado, lo que supone que, al romperse, los fragmentos se queden en el parabrisas y así no salten y dañen a los ocupantes. El resto de cristales están fabricados con vidrio templado. Éste es más resistente que un vidrio normal y al romperse lo hace en múltiples fragmentos pequeños y redondeados. Así, pueden ser partidos para salir del vehículo si hay un bloqueo de las puertas o en caso de vuelco, pero es difícil que causen algún daño a los ocupantes.

IV Legua Villanueva de Perales Trofeo Alquiber

IV Legua Villanueva de Perales

Un año más, Alquiber se cita con el running

El domingo día 1 de octubre a las 11 horas en la calle Real, se dará el pistoletazo de salida para la IV Legua de Villanueva Trofeo Alquiber. ¡Y todo el equipo Alquiber estará allí!

Puedes informarte de todo en la página web oficial, pero, además, las inscripciones ya están abiertas, así que ¿a qué esperas para apuntarte?

¡Y Alquiber invita a todos sus clientes!

Alquiber gestionará de forma gratuita las inscripciones de todos sus clientes. ¡Ahora sí que no podéis faltar!

Para inscribiros sólo tenéis que escribir a marketing@alquiber.es o a vuestro contacto habitual antes del 25 de septiembre indicando los siguientes datos:

  • Empresa cliente
  • Nombre
  • Apellidos
  • DNI
  • Fecha de nacimiento
  • Email
  • Teléfono de emergencia

¡Y a disfrutar de esta fiesta del deporte!