¿Por qué es necesario hacer el alineado o paralelo a tu vehículo?

paralelo del coche

Cuando acudimos a cambiar los neumáticos del coche, es normal que nos ofrezcan realizar el paralelo del vehículo. ¿En qué consiste este mantenimiento? ¿Es recomendable hacerlo?

¿Qué es el alineado?

El alineado o paralelo consiste en ajustar los elementos de dirección suspensión, según los valores establecidos por el fabricante, para alinear las ruedas de cada eje y los ejes entre sí, consiguiendo así que apoyen bien en el asfalto y rueden paralelamente.

¿Por qué deberías hacer el paralelo a tu vehículo?

La alineación se va desajustando con el uso cotidiano del vehículo, especialmente si se circula por vías mal asfaltadas o directamente sin asfaltar, al pasar por un bache o por resaltos, por subirse al bordillo o por golpearnos con él al aparcar, por ejemplo. No es necesario que haya un golpe fuerte para ello, puede desajustarse por continuos y suaves golpecitos.

En un principio, el llevar las ruedas mal alineadas provocará que, yendo en línea recta, el coche se desvíe muy ligeramente hacia uno de los lados. Cuando se mantenga durante un tiempo este estado, el comportamiento del vehículo será más inseguro: la dirección estará más dura, las ruedas tardarán un poco en volver a su posición tras girar, etc. Finalmente, llegará lo más obvio: nuestro vehículo consumirá más y los neumáticos no se desgastarán uniformemente, sino más de un lateral que otro.

Con el alineado correcto, la trayectoria de nuestro vehículo será suave, estable y precisa.

¿Cómo se debe realizar el alineado?

Para realizar el paralelo son necesarios unos equipos especiales. Por eso, aunque es una operación sencilla que no conlleva mucho tiempo, es necesario recurrir a un taller. Es recomendable, por lo tanto, que cuando acudas a cambiar los neumáticos de tu vehículo aproveches para realizar el alineado. Al fin y al cabo, los neumáticos son el único punto de contacto entre el vehículo y el asfalto. ¡Asegurarás que apoyan correctamente!

Principales errores al usar las luces antiniebla

Errores uso antiniebla

Todos los vehículos, por ley, deben montar antinieblas traseras. No ocurre lo mismo con las delanteras, que son opcionales, aunque cada vez más coches las montan. Pese a ser obligatorias, no todo el mundo usa de forma correcta las antiniebla traseras. ¿Sabes cuáles son los principales fallos al usarlas?

Los errores más comunes al usar la luz antiniebla trasera

Ser DEMASIADO precavidos

Las antinieblas traseras están pensadas únicamente para que los coches que vengan detrás de nosotros nos puedan ver. Es mucha la gente que, ante al primer atisbo de niebla, las accionan. Este es el error más común. Encender las antiniebla con niebla tenue es hacer un mal uso, ya que estas luces se caracterizan por ser muy potentes. Lo que se consigue accionándolas en caso de niebla parcial es deslumbrar al resto de conductores. Sólo deben encenderse en caso de niebla o lluvia muy densa. El problema aquí es saber qué entendemos por muy densa. Si tú puedes ver claramente el coche que te precede, el que venga detrás de ti seguramente te verá también. Si enciendes las antinieblas lo deslumbrarás, poniendo en riesgo tanto tu seguridad como la del resto de usuarios de la vía. En una retención, además, es sancionable llevarlas puestas.

No ser nada precavidos

No ponerlas conlleva un alto riesgo. Las antinieblas son un elemento de seguridad que, como hemos dicho, ayuda al resto de conductores a ubicar nuestro vehículo e, incluso, como referencia de la dirección de la vía. Úsalas con precaución, pero úsalas.

No prestar atención a las variaciones en la condición de la vía

La niebla no será siempre igual de densa según nos movamos. Por ello, no es adecuado dejar siempre las luces encendidas o no encenderlas. Se tendrá que poner atención a las variaciones para saber cuándo encenderlas y cuándo apagarlas. También habrá señales que nos indiquen que debemos desconectarlas. ¡La clave es la atención!

No te pierdas nuestro artículo sobre cómo conducir con niebla.

Alquiber en el Medio Maratón de Madrid 2018

Medio Maraton de Madrid 2018

Un año más, Alquiber estará en el Medio Maratón de Madrid 2018

No podía ser de otra forma. Alquiber vuelve al Medio Maratón de Madrid y esperamos que tú vuelvas con nosotros. ¿Te apuntas?

¿Cuándo tendrá lugar el evento?

Celebraremos el Medio Maratón el domingo 8 de abril con pistoletazo de salida a las 9 de la mañana.

Alquiber tendrá una zona VIP en la que contarás con guardarropa, masajista y muchas cosas más.

¿Qué tengo que hacer para apuntarme?

Si eres cliente o proveedor y quieres acudir como invitado, sólo tienes que mandar un email a marketing@alquiber.es con los siguientes datos:

  • Empresa cliente o proveedor
  • Nombre
  • Apellidos
  • DNI
  • Fecha de nacimiento
  • Talla de camiseta
  • Email
  • Teléfono
  • Carrera a la que deseas apuntarte (5km o 21km).

¡Nos vemos el próximo 8 de abril!

Cómo quitar el hielo del parabrisas del coche

Cómo quitar el hielo del parabrisas

Cuando el mercurio baja de los cero grados, es normal que los coches que duermen a la intemperie amanezcan con el parabrisas y resto de los cristales cubiertos de hielo. ¿Sabes cómo quitarlo de forma rápida y sin dañar el vehículo?

Mejor prevenir

Siempre que puedas, lo mejor es evitar que se forme el hielo. Existen varios trucos para esto, desde la tradicional manta o cartón cubriendo el parabrisas, hasta técnicas más experimentales, como frotarlo con una patata. (Aviso: esto último no lo hemos probado de primera mano, por lo que no garantizamos su funcionamiento… Si lo pruebas, avísanos con los resultados).

Cómo quitar el hielo del parabrisas de tu coche

Lo que no debes hacer NUNCA:

Nunca, jamás, eches agua caliente para descongelar el cristal del coche. Se astillará por el cambio brusco de temperatura y tendrás que cambiar la luna entera.

No eches sal directamente en el parabrisas. Aparte de que la sal sirve para que el agua no se congele y que tarda mucho en descongelar, lo máximo que lograrás será rayar el cristal y deteriorar la carrocería, ya que la sal es corrosiva.

No muevas los limpias. Seguramente estarán pegados al hielo y no sólo los deteriorarás, sino que además puedes llevar a estropear el motor que los mueve.

Qué tienes que hacer para quitar el hielo del parabrisas

Lo primero, es recomendable que en los meses de invierno salgas con tiempo suficiente de casa, ya que es probable que te encuentres con escenarios de este tipo. Si vas con prisa, seguramente lo hagas corriendo y no adecuadamente, o que incluso por el camino seas menos prudente al contar con menos tiempo.

Calefacción: enciende la luneta térmica y la calefacción con el chorro dirigido al parabrisas. Esto ablandará un poco el hielo y será más fácil retirarlo, pero no es recomendable esperar a que se quite del todo con esto. Consumirás combustible y producirás las emisiones correspondientes.

Anticongelante o alcohol: un líquido especial anticongelante el alcohol sanitario, al tener el punto de congelación más bajo que el agua, se mantienen líquidos a temperaturas más bajas, lo que ayudará a derretir el hielo si la capa no es muy gruesa.

Rasqueta: utiliza una rasqueta o rascador de plástico (importante que sea de plástico, de lo contrario rayarás la luna) para retirar el hielo. Este método es el más eficaz, sobre todo combinado con la calefacción.

Cómo alargar la vida de la batería de tu coche

Alargar la vida de la bateria

De media, la batería de un coche suele durar cinco años. Aunque con Alquiber no tienes que preocuparte por el mantenimiento de tu vehículo, conocer y aplicar buenos hábitos puede ayudarte a ahorrar no sólo el gasto de la batería, sino también algún que otro susto.

Hábitos para alargar la vida de la batería del coche

Evita las temperaturas ambientales extremas

En la medida de lo posible, evita aparcar más de cinco horas en lugares donde la temperatura ambiental sea muy extrema, ni mucho frío ni mucho calor. La batería se resiente tanto con las temperaturas muy bajas como con las muy altas.

Con el motor parado, no enciendas nada

Si el motor no está arrancado, es recomendable que no utilices nada eléctrico, como las luces interiores o la radio. Esto consume la batería casi sin que te des cuenta.

Arranca pisando el embrague

Aunque ya hay coches que no permiten lo contrario, arrancar pisando el embrague es una buena práctica y no sólo para la batería. No hacerlo somete al motor de arranque a un sobreesfuerzo al tener que arrastrar engranajes de la caja de cambios y esto, lógicamente, consume batería.

Todo apagado al arrancar

Antes de arrancar, asegúrate de que no te has dejado nada encendido: luces, radio, aire acondicionado, etc. Arrancar el motor ya supone un gasto elevado de energía, mejor no añadir más.

No fuerces el motor de arranque

Si el coche no arranca a la primera, no sigas insistiendo como loco. Además de forzar demasiado el motor de arranque, gastarás mucha batería y no conseguirás nada. Deja descansar el coche unos 20 segundos entre intento e intento.

Evita trayectos cortos

Hasta pasados unos minutos del arranque, que es cuando más energía se consume, el alternador no comienza a funcionar. Si realizas muchos trayectos cortos es posible que no dé tiempo a que se cargue la misma cantidad de batería que se gasta.

No dejes parado el coche mucho tiempo

Para que no se deteriore la batería, como mínimo se debe mover el coche una vez al mes y hacer un trayecto de 40 kilómetros por autovía con él. Si sabes que no vas a poder hacerlo en un tiempo prolongado, desconecta la batería extrayendo los bornes, primero el negativo y después el positivo.

Cuidado con las instalaciones eléctricas y los bornes

Si instalas algún dispositivo adicional y no original, vigila que se haga de forma adecuada. Si las conexiones no están bien aisladas pueden ocasionar la descarga progresiva de la batería. Además, cuando la batería ya tiene bastante tiempo, se puede formar una costra blanca en los bornes. Para una buena conexión, lo ideal es limpiarlos periódicamente.

Las matriculaciones de renting se incrementan un 30,53% en enero

crecimiento renting enero 2018

Gran comienzo del año

La Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) ha publicado hoy los datos de las matriculaciones de vehículos registradas por las compañías de renting durante el pasado mes de enero. Así, se han contabilizado 20.120 unidades en renting, lo que supone un crecimiento del 30,53% sobre enero de 2017, cuando se registraron 15.414 unidades. Los vehículos eléctricos elevan la cuota hasta el 1,13% y el peso de las matriculaciones de vehículos híbridos en renting aumenta hasta el 3,12%.

Por su parte, el mercado total en España también ha arrancado el ejercicio con incrementos en sus cifras, al registrar un crecimiento de las matriculaciones de un 19,44%, con 119.972 unidades.

La inversión total, realizada en la adquisición de vehículos nuevos por las compañías de renting, durante el pasado mes, ha alcanzado los 378 millones de euros, un 29,90% más que en enero de 2017, cuando se contabilizó una inversión de 291 millones de euros.

Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos, ha destacado: «Las matriculaciones de automóviles han arrancado el año extraordinariamente bien, tanto para el total del mercado como para el renting, que ha inaugurado el ejercicio con un incremento de sus matriculaciones del 30,53%. Aunque es sólo el comienzo y aún quedan 11 meses de duro trabajo por delante, siempre es un acicate comenzar el año con tanta energía”.

Fuente: AER