Llámanos: 919 261 940

8 pasos para ahorrar con el uso del aire acondicionado

Alquiber aire acondicionado

Con la llegada del calor, el aire acondicionado se convierte en un accesorio imprescindible en los vehículos de renting, especialmente cuando se utilizan como herramienta de trabajo. Aunque, tanto para trabajar como para trayectos de ocio, lo ideal es mantener el vehículo de renting entre los 21-23 grados de temperatura; de este modo, se evitan la somnolencia causada por el calor y la disminución de los reflejos al volante. 

Este año, con la subida del precio de los combustibles, vamos a intentar ayudarte a conseguir el máximo ahorro en el uso del aire acondicionado sin que tengas que renunciar a él. 

Te contamos cómo afecta el aire al rendimiento de tu coche, ¡y te explicamos los pasos para maximizar el ahorro!

El aire acondicionado afecta al rendimiento del motor

El aire acondicionado de los vehículos de renting funciona de forma muy parecida a los frigoríficos: los coches cuentan con un compresor, un condensador, una válvula de expansión y un evaporador, todos ellos impulsados por el motor de combustión interna. 

El gas se comprime en el compresor, calentándose, para pasar posteriormente por el condensador -donde se enfría y se convierte en líquido-. Después, el gas pasa por la válvula de expansión, transformándose de nuevo en gas y terminando de enfriarse. Una vez enfriado, el gas circula por un radiador que enfría el aire del coche por contacto, mientras que un ventilador impulsa el aire frío por las rejillas.

Todo este proceso necesita utilizar una parte de la energía del motor, por lo que la potencia puede verse afectada entre 2 y 15 cv, dependiendo de varios factores. 

En cuanto al consumo de combustible, el aire acondicionado puede incrementarlo entre el 5% y un 20%… ¡Sigue estos consejos para conseguir el máximo ahorro en el aire acondicionado de tu coche de renting!

8 pasos para ahorrar

1. Antes de poner el aire, ventila

Cuando abrimos el coche tras haber estado aparcado al sol, el calor del interior podría competir con un volcán en erupción. Es imposible conducir así, y encender el aire acondicionado todavía no es buena idea… Antes de iniciar la marcha en tu coche de renting, baja las ventanillas, abre las puertas y permite que baje la temperatura poco a poco. 

Poner el aire acondicionado a tope cuando la temperatura es tan elevada no ayuda a rebajarla antes y, además, puede causar una avería, ya que el sistema de aire acondicionado necesita ponerse en funcionamiento progresivamente, nunca a toda potencia desde el principio. 

Cuando el calor del coche se haya dispersado un poco, enciende el aire acondicionado a baja potencia. Puedes aumentarla cuando notes que el aire comienza a salir frío en vez de templado. Cuando el coche alcance la temperatura adecuada, mantén una potencia baja y constante para reducir el gasto. 

2. Usar el aire acondicionado con el motor en marcha

Poner el aire acondicionado con el motor parado no va a enfriar el coche, ¡solo gastarás batería!

3. Elige la dirección correcta de las rendijas del aire

¿Sabes cuál es la mejor posición para las rejillas de aire? Si apuntan hacia arriba conseguirás que el aire frío se distribuya de manera uniforme por todo tu vehículo de renting y, además, evitarás resfriados.

4. Elegir la temperatura adecuada

La temperatura adecuada es entre 21 y 25 grados, no es necesario enfriar más el vehículo. ¡Los cambios bruscos de temperatura tampoco son buenos!

5. No tengas el aire encendido y bajes las ventanillas

El aire frío se irá por las ventanillas si las abres, así que elige uno de los dos sistemas de refrigeración, pero nunca ambos a la vez. 

6. Cuando esté fresquito, aire del exterior

Si la temperatura fuera no es muy alta, puedes poner en marcha la entrada de aire del exterior cuando el coche haya reducido su temperatura ambiente, así conseguirás un ahorro en combustible.  

7. Mantenimiento y limpieza

Recuerda recargar el gas del aire acondicionado y realizar un mantenimiento adecuado de tu vehículo para no tener sorpresas el día que más lo necesites. Mantén el coche limpio y aumentarás la eficiencia del sistema.

8. Utiliza parasoles o aparca a la sombra

Si no puedes aparcar a la sombra, utiliza parasoles para evitar que el coche adquiera una temperatura elevada. La mejor manera de lograr un ahorro en el aire acondicionado de tu vehículo de renting es no tener que enfriarlo demasiado. 

Esperamos que con estos consejos consigas un uso más eficiente del aire acondicionado en tu vehículo de renting, con el correspondiente ahorro de combustible. Y recuerda, conducir con demasiado calor puede ser peligroso. ¡No escatimes en tu seguridad!

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.