Llámanos: 919 261 940

Conducir en verano: claves para no descuidar la seguridad con el calor

Conducir en verano

¡Cuidarse en verano también incluye cuidarse al volante! El calor estival cambia nuestros hábitos en el día a día incluso en la carretera, aunque no nos demos cuenta. El verano puede ser tan peligroso al volante como el invierno más duro si descuidamos las medidas de seguridad.

La deshidratación, el comportamiento de los neumáticos, la somnolencia…son algunos de los peligros que parecen invisibles, pero ahí están. Te dejamos las claves para que lleves bien este calor al volante y así evites sustos y disgustos.

Claves para no descuidar la seguridad en verano

Revisa el vehículo

Al inicio del verano es importante revisar el vehículo ya que es una época en la se realizan viajes más largos y, por tanto, recorremos más kilómetros. Sufrir una avería bajo un sol abrasador no es plato de buen gusto para nadie. Las temperaturas extremas tienden a ser un catalizador para las averías cuando algo no funcionaba bien o estaba desajustado anteriormente en el vehículo.

Para evitar males mayores, revisa el vehículo antes de que llegue el calor y soluciona las pequeñas cosas que estaban dando problemas. Comprueba también la presión de los neumáticos, los niveles de los líquidos, el funcionamiento del aire acondicionado, etc.

Evita las horas más calurosas y aumenta la distancia

El calor y la deshidratación tienen efectos sobre nuestra capacidad de reacción, por eso es recomendable evitar coger el coche durante las horas más calurosas, que suelen ser entre las 13h y las 17 h. Si tienes que conducir a pesar de que las temperaturas sean muy altas, entonces extrema las precauciones y aumenta la distancia de seguridad, porque tus reflejos se verán mermados.

Atento al cansancio

Con las altas temperaturas el cansancio hace mella en el cuerpo humano más fácilmente. Así que no te olvides de hacer paradas para descansar cada 2 horas o 200 km.

Usa gafas de sol

Los deslumbramientos son comunes en verano, especialmente al salir de un túnel, en un cambio de rasante o durante la puesta de sol. Utiliza gafas de sol homologadas para proteger tus ojos, y también para prevenir accidentes.

Climatiza el vehículo poco a poco

La temperatura ideal para conducir se sitúa entre los 21 ºC y 23 ºC, pero hay que tener cuidado con los cambios de temperatura bruscos. Entrar en el vehículo cuando ha estado aparcado al sol, y poner el aire acondicionado a 17 ºC puede ser el camino más corto hasta un catarro de verano, o a una indisposición por el contraste de temperaturas, que además puedes empezar a notar estando ya en la carretera.

Usa calzado y ropa adecuada

Conducir con chanclas o descalzo es un verdadero peligro, ya que en cualquier momento puedes perder el control sobre los pedales y provocar un accidente. Guarda un par de zapatos cómodos y frescos en el coche para tenerlos siempre a mano. ¡Y una camiseta! Porque además de la multa de 80 euros puedes acabar con quemaduras por el cinturón de seguridad si no vas cubierto.

No saques la mano por la ventanilla

Sacar el codo o la mano por la ventanilla es un hábito muy común entre los conductores durante el verano, sin embargo, es muy peligroso. Además de entorpecer la conducción al no poder asir adecuadamente el volante, también corres el riesgo de sufrir un impacto directo en el codo por otro vehículo o algún elemento de la carretera.

En la autopista también es mejor llevar las ventanillas subidas. Así evitarás la tentación de sacar la mano, ahorrarás gasolina y además evitarás que alguna partícula de polvo o algún insecto impacte a gran velocidad contra ti y te desconcentre.

Mantén la hidratación

La deshidratación es un riesgo silencioso al volante, puede causar cansancio, bajada de la presión arterial, taquicardia, desconcentración, falta de reflejos, y una larga lista de síntomas que nadie quiere sufrir conduciendo. De hecho, muchas veces se asimila a los síntomas causados por beber alcohol. Es recomendable llevar siempre una botella de agua en el coche y aprovechar las paradas para reponer líquidos, ya que está prohibido beber o comer durante la conducción.

Con estos consejos tendrás un verano seguro, feliz ¡y sin multas al volante!

renting flexible

🏅 Adquiere tu coche con renting flexible  AQUÍ 👈

 

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.