Llámanos: 919 261 940

¿Cuándo comenzó el renting?

Alquiber_08-2022_4_Cuándo comenzó el renting

¿Sabes cuál fue el primer servicio de renting de la historia? ¡La respuesta te va a sorprender! 

El renting se ha convertido poco a poco en un servicio habitual. Actualmente, muchas empresas y autónomos no podrían desarrollar su actividad sin un servicio de renting flexible… Por eso, quizá también te sorprenda saber que el renting no cuenta con muchos años de historia en nuestro país, aunque su desarrollo ha sido rápido y estable. 

En este artículo te contamos la evolución del renting y sus curiosidades desde sus primeros comienzos hasta la actualidad.

Origen del renting

Para situarnos en el origen del renting, debemos retroceder poco más de 100 años solamente, hasta el 1920 en Estados Unidos. Allí, la compañía telefónica Bell Telephone System, que había sido creada por Alexander Graham Bell, el propio inventor del teléfono, se encontró con un grave problema: tenían un producto novedoso, necesario y estupendo, pero los precios eran demasiado elevados para que algunas empresas y el público general pudieran acceder a él. 

¿Adivinas la solución? ¡La compañía de Graham Bell comenzó a ofrecer sus teléfonos en servicio de alquiler con mantenimiento incluido! Es decir, el mismo servicio que hoy conocemos en España como renting.

Del teléfono a los vehículos

La innovadora idea de la compañía de Bell fue rápidamente emulada por otras grandes empresas, como IBM, que comenzó a ofrecer también sus ordenadores en servicio de alquiler, con el aliciente de que, además, ofrecían la posibilidad de cambiar periódicamente los aparatos por otros más modernos e innovadores.

La fórmula del renting se extendió rápidamente del sector de la telefonía y del de los ordenadores a otros ámbitos. Pero el verdadero desarrollo se produjo en la década de los años 60, cuando la fórmula del renting comenzó a aplicarse al sector automovilístico. 

En un primer momento, el renting de vehículos estaba destinado principalmente a vehículos con un alto precio de compra. Sin embargo, poco a poco el buen funcionamiento de este modelo se fue extendiendo progresivamente.

Aunque en otros países a esta fórmula de arrendamiento de vehículos se le llamó leasing, en España recibió el nombre de renting, ya que incluye servicios que no aporta un alquiler normal con opción a compra (lo que entendemos por leasing), como el pago de los impuestos y el mantenimiento de los vehículos.

Asociación española de Renting de vehículos

A pesar de que en otros países el renting llevaba décadas implantado, en nuestro país las primeras compañías comenzaron a dar servicio en 1985. Solamente 10 años después, en 1995, se formó la primera asociación española de compañías de renting, AER. La asociación estaba formada por 5 compañías que compartían el objetivo de promover el renting entre empresas e instituciones. 

A partir de 1995 el número de compañías de renting asciende de manera progresiva, y el renting de vehículos comienza a ser conocido y demandado en todos los sectores de actividad: tanto por grandes empresas como por pymes, por las administraciones públicas, y en menor medida, por clientes particulares. 

La historia de Alquiber: Cuando el renting no era renting. 

En la actualidad, Alquiber es considerada la compañía española líder en la gestión de flotas y en movilidad corporativa, especializada en el renting flexible. No obstante, para poder explicar cómo hemos llegado hasta aquí, es necesario que nos remontemos 30 años atrás, cuando el renting todavía no era conocido como renting.

Comenzando por los inicios, el auténtico despegue del renting tuvo lugar con la desaparición de los parques de maquinaria de grandes compañías que se encontraban a las afueras de las ciudades. Ante esta carencia, las constructoras se vieron en la necesidad de alquilar vehículos. Posteriormente, a estas grandes empresas y multinacionales se les fueron incorporando las pymes y autónomos especializados en diferentes actividades. 

En aquel entonces, a este servicio de alquiler de vehículos no se le denominaba renting, sino alquiler à longtemps, y las grandes flotas no superaban la cifra de 200 vehículos. A día de hoy, no solo nuestra flota de vehículos ha incrementado, sino que también se ha apreciado una evolución en la calidad de los vehículos, la tecnología, la seguridad y la preocupación por el medio ambiente.

¿Sabías que, al inicio, nuestros vehículos de renting no disponían de cinturones de seguridad? En aquel entonces era inconcebible la idea de que, en el futuro, nuestros coches estuviesen equipados con numerosos dispositivos de seguridad, como cinturones, ABS, airbags, ESP, sensor de proximidad, cámara trasera, antinieblas, neumáticos de primera calidad, etc.

Otro aspecto en el que nuestra compañía ha evolucionado positivamente ha sido en el desarrollo de una mayor conciencia por el cuidado del medio ambiente. Cuando iniciamos nuestra actividad, no se tenía presente la importancia del reciclaje y el tratamiento de todos los residuos generados en el mantenimiento de los vehículos. Afortunadamente, hoy en día nuestros talleres son conscientes de la importancia de la gestión de los desechos y disponen de sus correspondientes certificados ambientales. Asimismo, la cuestión medioambiental también se ha visto reflejada en la preocupación sobre la emisión de gases. Por ello, en Alquiber contamos actualmente con una mayor cantidad de vehículos eléctricos, GLP y GNC.

Echando la vista atrás, es inevitable no sentirse fascinado por todo lo que hemos conseguido. Nuestro negocio continuará creciendo y cambiando y, seguramente, también lo hará el nombre del servicio, la forma de gestionar los pedidos, la seguridad, la calidad y la tecnología. Lo que el tiempo no cambiará es que el cliente continúe siendo el centro de nuestro negocio.

¿Quieres conocer todas las ventajas que te ofrece el renting flexible de Alquiber? Visita nuestra web y descubrirás que somos tu mejor socio para dar solución a las necesidades de movilidad de tu empresa.

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.