Hidratarse al volante: tan importante como no beber alcohol

Hidratarse al volante: tan importante como no beber alcohol

La deshidratación al volante puede tener las mismas consecuencias que el alcohol

Con el calor que hace, ya casi nos podemos imaginar cogiendo el coche para ir a la playa o a la montaña de vacaciones ¿verdad? Antes de salir, no te olvides de poner a punto tu vehículo, pero además recuerda que debes hidratarte bien, sobre todo en estos viajes tan largos.

Hidratarse durante los viajes largos de de gran importancia para una correcta conducción

Si bebes alcohol no conduzcas, pero hidrátate para conducir

El European Hydration Institute (EHI) señala que conducir con una leve deshidratación puede llevar a cometer los mismos fallos que conducir bajo la influencia del alcohol. Entre estos errores destacan la salida involuntaria del carril, frenar demasiado tarde y tocar o rebasar la línea del arcén. Esto es así porque disminuye la capacidad de reacción y atención, sobre todo durante conducción monótona.

Causas y efectos de la deshidratación

La cantidad de agua en el organismo que perdamos al día dependerá de muchos factores, como el sexo, la talla corporal, el ejercicio que hagamos e incluso el tipo de ropa que llevemos. Las condiciones ambientales, por lo tanto, también son claves. En verano, con temperaturas y humedad elevadas, la pérdida de agua se incrementa. Además, en un coche con una temperatura muy elevada, la sudoración aumenta, perdiendo líquidos y sales minerales. Pero ¡cuidado! El abuso del aire acondicionado en viajes largos también aumenta la pérdida de agua.


Quizás te puede interesar:


Entre los efectos de una deshidratación leve (-1 o 2% de agua en el organismo) se encuentran la reducción de la capacidad física y cognitiva e incluso problemas de función cardiovascular y termorreguladora. Con una pérdida del 4%, aparecen la dificultad de concentración, dolor de cabeza y somnolencia.

Recomendaciones

  • Hidrátate bien antes de iniciar los viajes.
  • Realiza paradas cada dos horas para hidratarte de nuevo e ir al baño (y también para descansar).
  • Bebe antes de tener la sensación de sed.
  • Combina agua con otras bebidas hidratantes, como zumos.
  • Si estás cansado, elige bebidas como el té o el café.
Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.