Por qué no deberías circular en reserva

Muchos conductores, ya sea por apurar el combustible o por falta de tiempo, conducen con el depósito en reserva. Lo primero que pensamos cuando se enciende el piloto es en la posibilidad de quedarnos tirados en medio de la nada. Pero ese no es el mayor riesgo de circular en reserva.

 

¿Por qué no deberías conducir en reserva?

En los últimos litros del depósito de nuestro vehículo es donde se encuentran las impurezas del combustible. Cada vez que repostamos se introducen en el depósito partículas en suspensión que se asientan en el fondo del depósito. Cuando el combustible está bajo mínimos, esas partículas son absorbidas por la bomba de inyección. Aunque el filtro del combustible evita que la mayoría de esas partículas lleguen al motor, no lo hace al 100%.

Las parafinas, partículas que afectan a nuestro coche

Las parafinas son unas de estas partículas líquidas que pueden pasar al sistema de inyección y dañar gravemente los inyectores. Esta es una de las consecuencias más frecuentes de quedarse parado en la carretera.

Aunque algunas veces es inevitable, lo mejor para la salud del vehículo es no apurar esos últimos restos del combustible y circular siempre con el depósito por encima de la reserva.

Siempre es recomendable, como explicamos en un artículo anterior, realizar un mantenimiento preventivo para tener nuestro vehículo siempre listo, tal y como hacemos con todos los vehículos de Alquiber.


Quizás te puede interesar:


Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.