Llámanos: 919 261 940

Puesta a punto de tu vehículo después de las vacaciones

Puesta a punto de tu vehículo después de las vacaciones

La vuelta de las vacaciones y el fin del verano conlleva volver a la actividad diaria y prepararse para un cambio de clima. Del mismo modo que comenzamos a sacar la ropa de otoño y preparamos las cosas para el colegio de los niños, este también es el momento idóneo para hacer una puesta a punto a los vehículos de renting, asegurando así que comenzamos la temporada con las herramientas de trabajo en plena forma.

Durante el verano, las altas temperaturas, la incidencia del sol, el salitre de las zonas costeras o, simplemente, el gran número de kilómetros recorridos, hacen que los vehículos sufran más de lo habitual y algunos de sus elementos pueden llegar a sufrir un deterioro importante.

En este artículo te ofrecemos algunos consejos para la revisión y la puesta a punto de tu coche de renting tras el verano, ya que la mejor manera de evitar una avería incómoda e inoportuna es localizar y corregir los posibles problemas antes de que el deterioro sea demasiado grande.

Frenos

Realizar una revisión de los frenos tras las vacaciones es más que recomendable, ya que es uno de los elementos que sufre mayor desgaste. El uso de los frenos suele ser intensivo, y el rozamiento constante de los discos y el calor pueden hacer que las frenadas pierdan eficacia. ¡Mejor empezar la época de lluvias con los frenos a punto!

Niveles de líquidos

Los líquidos son otro de los elementos que también se resienten con el verano. Aunque, en teoría, las altas temperaturas no deberían afectarles, lo habitual es que siempre exista algo de evaporación. Además,  es normal que, solamente con el uso, los niveles se vayan reduciendo progresivamente.

Una bajada del líquido de frenos, del anticongelante o del lubricante puede tener efectos desastrosos sobre el motor si no se rellenan a tiempo.

Carrocería

La carrocería también sufre durante el verano, tanto si lo has pasado en zona de montaña, en el interior o en zonas costeras. El salitre, el polvo, y la suciedad junto con las altas temperaturas pueden provocar deterioros en la parte más externa del vehículo. Una limpieza a fondo evitará que la suciedad se quede incrustada y cause desperfectos a largo plazo.

Limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas tampoco se escapan a los efectos del calor durante la época estival, por eso conviene revisar que se encuentran en perfecto estado. Además de comprobar que la limpieza del cristal es la correcta al activar el mecanismo, también hay que revisar las gomas para asegurar que no se han producido grietas.

Neumáticos

A pesar de que los neumáticos son cada vez mejores y están preparados para soportar altas temperaturas, no dejan de ser gomas sometidas a un alto rozamiento. Para evitar un susto en carretera durante la época otoñal de lluvias, es imprescindible hacer una revisión completa de los neumáticos:

Revisa el estado exterior y comprueba que no haya ningún pinchazo ni ningún elemento extraño en las ruedas. A continuación, comprueba el desgaste. Para ello puedes utilizar una moneda de 1 euro: si la parte dorada queda completamente cubierta por el dibujo de la rueda, es una indicación de que no hay demasiado desgaste. Por último, comprueba también que la presión de cada uno de los neumáticos se ajusta a las recomendaciones del fabricante para la temperatura otoñal.

Llevar a cabo esta revisión en tu vehículo solo te llevará algunos minutos, pero puede prevenir daños mayores. Desde Alquiber deseamos que tengas una buena vuelta a la normalidad tras el verano. ¡Y recuerda que estamos aquí para ti cuando nos necesites!

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.