Por qué deberías aparcar marcha atrás en batería

Existen dos tipos de personas: los que, en batería, aparcan de frente y los que lo hacen marcha atrás. Si eres del primer grupo, enseguida te convencerás de cambiar la forma en la que aparcas. Sigue leyendo.

Ventajas de aparcar marcha atrás en batería

Los aparcamientos en batería son muy comunes en calles anchas, parkings, centros comerciales, supermercados, hospitales, etc.  Y en la mayoría podemos ver esa distinción entre aparcamientos hacia delante y hacia atrás. ¿Cuál es la diferencia entre una forma de hacerlo y otra? Aparcar marcha atrás en batería tiene claras ventajas:

Mayor visibilidad al aparcar

Cuando aparcas directamente de frente, no ves por completo el hueco del aparcamiento hasta que has comenzado a meterte. Por el contrario, al tener que realizar la maniobra de macha atrás, tendrás que pasar por delante del sitio y podrás ver el espacio total con el que cuentas. De esta forma, si hay algún obstáculo podrás verlo antes de iniciar maniobras para aparcar.


Quizás te puede interesar:


Mayor visibilidad al salir

Del mismo modo, cuando necesitemos salir del aparcamiento lo haremos de frente, evitando incorporarnos a la vía marcha atrás, que supone un mayor peligro al haber circulación y movimiento de vehículos y peatones. Así, aparcar marcha atrás hace que a la hora de salir lo hagamos de forma mucho más sencilla y rápida.

Por lo tanto, aparcar marcha atrás en batería es una cuestión de seguridad. Si bien es cierto que la maniobra puede ser, en un primer momento, más engorrosa, compensa realizarla en pos de la seguridad. ¿No crees?

Entradas relacionadas

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.